Sandra Dorado

Sobre mi:

Desde que era una niña me interesé por el mundo de la pintura y pasaba horas dibujando. Asistí a las primeras clases de dibujo en mi pueblo cuando aún eran muy pequeña, y con los años seguí practicando, aunque no tan a menudo.

Cuando llegó la hora de escoger bachiller, me decidí por el artístico. Allí conocí a compañeros y profesores de los que aprendí muchísimo. Durante esos años traté de aprovechar al máximo las clases, dedicándome a lo que me gustaba.

Desde hace unos años, en mi tiempo libre realizo retratos por encargo en técnicas secas: (grafito y pastel seco).

Esta última técnica, incorporada recientemente, es un material que permite obtener resultados muy llamativos y con el que me encanta experimentar jugando con la paleta de color y buscando resaltar la personalidad de las personas gracias a la fuerza cromática.